FANDOM


The Men of Always es el tercer episodio de la primera temporada de la serie Narcos.

ResumenEditar

Ya está claro que Escobar domina el negocio del narcotráfico, pero eso no significa que tenga control de todo. En este episodio vemos cuán poderosa la DEA puede llegar a ser. El asesinato del gato de Murphy sirve como advertencia a los narcotraficantes, ya que los agentes de la DEA parecen ser intocables. Murphy en su narración cuenta la historia de Kiki Camarena, como ejemplo de lo que le espera a los narcotraficantes que asesinan a los oficiales de la DEA.

Aunque la amenaza es para Murphy, es Peña quien encabeza la investigación, ya que tiene más experiencia en Colombia que Murphy, quien recientemente acaba de llegar. Peña le paga a Suárez para averiguar quién le dio la copia del pasaporte de Murphy al cartel, y eso los lleva a cuestionar a dos de los empleados del aeropuerto.

Peña los amenaza con cargos federales, y les indica que el asesinato del gato, quien está protegido por los Estados Unidos, es una ofensa federal; lo mismo que matar a un perro policía. Aunque todo parece absurdo, indica las intenciones de Murphy y Peña de encontrar una manera de encarcelar a Escobar, por que lo más probable nunca puedan probar que está relacionado con el narcotráfico.

Mientras tanto, Escobar continúa separándose del manejo de las operaciones de narcotráfico y entra más en la esfera política. Le dice a Valeria que necesita ayuda entrando al Congreso, donde podría hacer cambios sociales y tener el poder que desea.